Archivos mensuales: junio 2015

Sigo cansada, agotada y callada

Para una presona tan habladora como yo, puede parecer raro, pero el agotamiento me impide hasta hablar con esa familia que tanto quiero.

Cuando salgo de la tienda solo tengo ganas de llegar a casa, alimentarme y dormir, no me apetece ni tan siquiera saludar.

Esto me hace sentirme aún más cansada y triste, se que no se merecen mi silencio, pero es que me faltan las fuerzas…

Buenas noches.

Desi.